Celebrando el Amor Siempre: María Ángela Karpf

Celebrando el Amor Siempre: María Ángela Karpf

Por: Daniel Gómez Amaya

María Ángela con su familia en Nueva York, EE.UU.

María Ángela con su familia en Nueva York, EE.UU.

María Ángela Karpf es Corpista de la promoción 1990, y aunque vive hace años fuera del país, basta con conversar con ella para saber que no ha perdido su esencia colombiana. Tras graduarse, ejerció su profesión por un periodo corto, antes de tomar la decisión de hacer su vida en Nueva York. “Siempre quise vivir en esa ciudad. Hice un intercambio en Albert Einstein College of Medicine a través de la Corpas y si no hubiera sido por eso, no me hubiese ido; fue una experiencia espectacular”, asegura.

A su llegada a Estados Unidos, comenzó a hacer los exámenes requeridos para tramitar la licencia médica. Sin embargo, se enamoró de la industria farmacéutica y de dispositivos médicos, razón por la que desistió de su intento por ejercer la medicina. Desde entonces, María Ángela ha estado vinculada con este sector, la investigación clínica y la implementación de prácticas médicas asociadas a países desarrollados y en vía de desarrollo. Desde 2015, es la Vicepresidente Corporativa de B Braun Medical Inc. para Estados Unidos, una empresa de dispositivos médicos y farma, donde se encarga de vigilar la seguridad y eficacia de los productos.

Logo CLA.JPG

“Mi trabajo impacta mucho más que a una sola persona”, comenta. “El desarrollo de dispositivos médicos tiene mucho rigor y trabajo detrás. Me fascina la parte de ingeniería y saber que los dispositivos médicos son basados en necesidades específicas”. Hace unos años, conoció a Mike Connelly, presidente de la Fundación Celebrate Love Always (CLA), quien perdió a sus dos hijos mayores por distrofia neuroaxonal. Gracias a su conexión con Mike, a su gusto por estos dispositivos, por el deporte, y al sentido social que su familia y la Corpas imprimieron en ella, resolvió vincularse a la fundación desde sus inicios.

CLA destina sus esfuerzos a donar sillas de ruedas aerodinámicas ligeras, para que niños y jóvenes con retos de movilidad puedan participar en carreras. Cada silla supera los 5.000 dólares, por lo que recaudar donaciones es tarea ardua. En aras de recaudar fondos, María Ángela y el equipo de la fundación organizan actividades periódicas como torneos de volleyball (otra de sus pasiones), para reunir fondos para CLA. Como ésta, ha habido otras iniciativas de gofundme y crowdrise que María Ángela ha promovido desde agosto de 2016. El resultado: CLA ha donado tres sillas en Estados Unidos, y una cuarta donada en Colombia, en el marco del Ironman 70.3 de Cartagena, llevado a cabo el 3 de diciembre de 2017.

imageMikeChair .JPG

“No todos los niños que desean participar en carreras tienen padres que corren, entonces CLA dona sillas a fundaciones que puedan conectar al niño que la conduzca con el atleta que la empuje”, explica. Esta iniciativa es promovida por nuestra egresada en todas las redes que tenga a disposición, para dar alcance a las donaciones. Actualmente, vive en New Jersey con sus hijos Sebastián y Nicole. Su hija Jamerica vive en Florida, con su nieto Jai. Definitivamente, su trabajo y sus pasiones han hecho de su vida un ejemplo Corpista de éxito del que esperamos poder participar todos en nuestra comunidad, a través de Celebrate Love Always.